¿En qué consiste la impermeabilización de un edificio?

Actualidad 0 Comments

La impermeabilización de un edificio es una de las reformas más necesarias y habituales al mismo tiempo. Para empezar, debemos tener en cuenta que las inclemencias meteorológicas son las culpables de que los materiales con los que se fabrican las cubiertas, fachadas, patios interiores, etc., terminen erosionándose o en mal estado con el paso del tiempo, que también hace mella en ellos.

 

Al final, las impermeabilizaciones en Barcelona son una de las principales causas por las que propietarios de viviendas y edificios recurren a una empresa especializada en reformas. Pero tenemos que tener cuidado y confiar en una empresa que garantice buenos resultados, pues una mala impermeabilización puede tener efectos devastadores en el interior del edificio: humedades, bolsas de agua, pérdidas en cuanto a climatización, etc. Y una vez llegados a este punto, no sólo será necesario implementar las medidas de impermeabilización, sino que también se tendrán que llevar a cabo necesariamente otras intervenciones, como el saneamiento de zonas afectadas. Todo esto sólo complica el proceso y termina haciendo que todo se vuelva mucho más costoso económicamente de lo que habíamos previsto en un principio. Además, también conlleva más tiempo.

 

Los elementos más susceptibles en los que llevar a cabo este proceso en el edificio son las cubiertas, los tejados, las fachadas, las terrazas, las azoteas, los patios interiores, e incluso, los garajes del edificio.

 

Debemos tener en cuenta, también, que en edificios con bastantes años a las espaldas podremos encontrar amianto en determinadas secciones en las que se tenga que trabajar. En estos casos, lo primero es iniciar un proceso de retirada de amianto que cumpla con la legislación vigente, pues se trata de un asunto realmente comprometido.

 

Por otro lado, las impermeabilizaciones de edificios también nos pueden permitir mejoras en la certificación energética del edificio, ya que tendrá una repercusión directa en la envolvente térmica del edificio. Empleando este argumento, podemos llegar a conseguir ayudas públicas para la rehabilitación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *