implante-dental

Qué tipos de prótesis dentales existen

Actualidad 0 Comments

Perder nuestros dientes es algo que debemos tener asumido: ocurrirá tarde o temprano. Aunque no todas las personas pierden muchos dientes cuando llegan a la vejez, lo cierto es que debemos pensar que es algo que nos puede ocurrir con bastante probabilidad. Además, diversas lesiones, caries y otros problemas de salud bucal también nos pueden llevar a perder piezas de nuestra dentadura.

Ante este problema, las prótesis dentales se han posicionado como una solución óptima. Podemos buscar “clínica dental Barcelona”, u otra ciudad, en Google, y acudir a un profesional para recibir más información. Sin embargo, te podemos decir que son un sustituto artificial de los dientes naturales, se fabrican en materiales acrílicos y resina, plásticos especiales y también, en ocasiones, metales ligeros. Su diseño sofisticado, además, hace que parezcan naturales.

Usar prótesis dentales nos protege y previene de diversos problemas que podrían aparecer después de haber perdido un diente o muela, como una mala masticación, que podría desencadenar una digestión de mala calidad, entra otras muchas dolencias.

Diferentes tipos de prótesis dentales

Completas, superiores e inferiores: Sustituyen los dientes naturales al completo y en conjunto. Pueden ser sólo para los de la fila superior de dientes, o bien, para los de la inferior.

Parciales: Las que se utilizan para reemplazar sólo uno o varios dientes. Contribuyen a mantener la alineación de los dientes restantes, dado que impiden su desplazamiento.

De quita y pon: Puede ser total o parcial. Son las conocidas como “dentaduras postizas”. Su desventaja principal es la falta de estabilidad, y también puede resultar muy incómoda para algunas personas. Generalmente, se sujeta a los dientes adyacentes con el uso de ganchos metálicos. También se pegan lo mejor posible a las encías desnudas. Otra manera es engancharlas en el paladar, pero esto afecta de forma directa a la forma de hablar y al sentido del gusto.

Fijas: Reciben el nombre de corona dental cuando reemplazan a un solo diente, y puente dental, si su función es reemplazar varios de ellos. Se suele fijar a uno o más dientes (implantes dentales). El trabajo se realiza a mano, y la calidad suele depender, sobre todo, del material con el que trabaje el dentista: metal, cerámica, circonio… y, también, del tiempo invertido y de su habilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *