Ventajas e inconvenientes de una dieta vegetariana

Noticias 0 Comments

¿Te has planteado cambiar tu tipo de alimentación? Cambiar la rutina puede ser algo realmente complicado, pero lo cierto es que puede ser lo que tu salud está esperando.

 

Por ejemplo, una dieta vegetariana. De hecho, se está poniendo muy de moda en todos los países europeos. En parte, porque muchas personas deciden quejarse así del maltrato animal en la industria cárnica. En parte, porque se han descubierto prácticas y realizado estudios que demuestran que la mayor parte de la carne que consumimos no es buena para nuestra salud.

 

Pero ¿sabes qué significa realmente empezar una dieta de este tipo? A continuación, queremos hablarte de algunas de sus ventajas e inconvenientes, para que puedas valorar bien la situación antes de lanzarte.

Ventajas de una dieta vegetariana  

1- Si la planificas adecuadamente, se trata de una dieta saludable. Esto significa que no puedes dedicarte a comer alimentos fritos o llenos de grasas saturadas. Debes dedicarte a combinar alimentos y platos para asegurarte de que te enriqueces de una amplia variedad de nutrientes necesarios para tu bienestar.

 

2- Si optas por alimentos sanos, se trata de una dieta baja en grasas saturadas, así que estarás disminuyendo el riesgo de obesidad y de hipercolesterolemia. Estas enfermedades son dos de los grandes peligros en la sociedad moderna actual, ya que cada día afecta a un mayor porcentaje de la población.

 

3- Es rica en fibras y vitaminas. Esto quiere decir que, en consecuencia, contribuye a disminuir el riesgo de sufrir enfermedades distintas a las descritas anteriormente: diabetes, hipertensión y cáncer.

 

4- Te ayuda a controlar tu peso, a reducirlo si te sobran kilos, y a mantenerlo dentro de unos márgenes saludables.

 

Inconvenientes de una dieta vegetariana

1- Necesitarás más tiempo que dedicarle a la planificación de tu dieta con la finalidad de evitar un déficit nutricional. Ya no contarás con las proteínas de la carne, así que tendrás que buscar sustituto.

 

2- Para conseguir un abanico completo de los nutrientes que necesita tu cuerpo, necesitarás combinar distintos alimentos.

 

3- Es posible que, en ocasiones, requieras el aporte de suplementos nutricionales para evitar carencias de hierro y de vitamina B.

 

Lo ideal es que controles tu estado acudiendo al médico cuando sea necesario, y verás que pronto encontrarás el equilibrio que necesitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *